La central hidroeléctrica Paute Mazar surgió como una obra imprescindible para incrementar la oferta de energía eficiente y barata en el sector eléctrico.  El desplazamiento de más de 1400 GWh anuales de generación térmica significará un ahorro anual por costos de energía eléctrica de más de US$100 mi millones y una reducción de las emisiones de carbono en más de 930 mil toneladas. 

Los trabajos de ingeniería en la central significan además para la región, la generación de más de 1000 plazas de trabajo directas.

Sika intervino en el proyecto desde su inicio, con los primeros análisis para clasificar los materiales para hormigón, a cargo del Laboratorio Móvil del hormigón, que se desplazó hasta el sitio, permitiendo estudiar: densidad, granulometría, pesos unitarios, absorción.

Los primeros diseños de hormigón fueron realizado.s en obra, para obtener las mismas condiciones de colocación del hormigón