Sika y el túnel de San Gotardo

Kaspar Winkler impulsado por un espíritu emprendedor puso la piedra angular de nuestra empresa en 1910. Nació en una familia modesta y emigró muy pronto de Austria a Suiza. Allí inventó Sika-1, una mezcla de impermeabilización de fraguado rápido para mortero, que fue utilizado para impermeabilizar el túnel de San Gotardo, permitiendo a la compañía ferroviaria suiza electrificar esta importante conexión entre el norte y el sur de Europa. La innovación causó expectativa y Kaspar Winkler reconoció una necesidad próxima global de sus aditivos y abrió filiales alrededor del mundo. En la década de 1930 Sika contaba con 15 subsidiarias en Europa, EE.UU., Argentina, Brasil y Japón estableciendo una nueva química para los mercados de la construcción.

Hoy en día el nuevo túnel de San Gotardo (NEAT: New European Alp Transit) es un proyecto importante para Sika. Aunque el Sika-1 es parte de nuestra gama de productos, existen productos mucho más avanzados que se están utilizando ahora. Aditivos de alta tecnología para los sistemas de concreto proyectado e impermeabilización, adaptados de acuerdo a sus necesidades para poder construir este túnel de 57 kilómetros - el túnel más largo del mundo - a través de los Alpes Suizos. Podemos estar orgullosos de nuestra historia y mirar al futuro con optimismo, ya que nuestros conocimientos, nuestro servicio y nuestros productos son necesarios más que nunca.